Ingresar a la universidad es una de las decisiones más importantes que puedes tomar, ya que te dotará de múltiples oportunidades para que puedas crecer en tu futuro laboral y propiciar una mejor calidad de vida tanto para ti como para tu familia. Si te interesa estudiar una licenciatura con un muy amplio campo laboral, que ofrece una buena remuneración y que tiene mucho que aportar a la sociedad, ¡estudia la carrera de Derecho!

Debes saber que se trata de una profesión muy apasionante y de mucha entrega que tiene como uno de sus principales objetivos la búsqueda de la justicia. Por esa razón, al cursar y ejercer este título universitario tendrás la oportunidad de participar en la resolución de conflictos en muchas áreas de la sociedad y podrás propiciar acuerdos entre múltiples personas.

Si te sientes identificado con esta carrera universitaria y te gustaría saber qué necesitas para estudiarla, hoy te hablaremos de 16 cosas que serán de gran ayuda para que curses esta licenciatura con éxito.

¡Comencemos!

1. Vocación para la carrera de Derecho

Lo primero que tienes que evaluar antes de inscribirte a esta licenciatura es si tienes la vocación tanto para cursarla como para ejercerla.

Una de las cosas que te dirán si la tienes, es si te interesas por las situaciones de injusticia, denuncias cualquier maltrato, defiendes a quienes te rodean, apoyas en la resolución de conflictos y buscas argumentar el porqué de tus acciones y tus ideas.

Quien estudia la licenciatura en Derecho busca siempre la verdad de los hechos y trata de lograr acuerdos en los que cada persona involucrada obtenga lo que le corresponde.

Además, quienes cuentan con este título universitario son personas ordenadas, organizadas, con pensamiento crítico y objetivo y, que se rigen según las normas.

Dado que ésta es una característica muy importante para estudiar esta carrera y, además, no es algo que puedas desarrollar ni forzar, si la tienes no debes dejarla de lado. Así que en caso de que falles el ingreso a la universidad no desistas y sigue intentando.

2. Disciplina para el estudio

Si bien todas las carreras universitarias exigen que los alumnos cuenten con firmes hábitos de estudio, la licenciatura en Derecho es uno de los títulos universitarios que más pone a prueba tus competencias para convertirte en un estudiante exitoso.

¿Alguna vez te has preguntado por qué alguno de tus compañeros tiene mejores calificaciones que tú? Muchas personas creen que se debe a la genética, pero en realidad se debe a que ha desarrollado más disciplina para el estudio y mejores técnicas para aprender.

Para ayudarte a fortalecer tu perfil en este sentido, debes crear un plan para tus estudios donde calendarices los tiempos que dedicarás a repasar los temas que aprendas y trates de enfocar toda tu atención en esta actividad, evita llenarte de información el día antes de tus exámenes y procura descansar lo suficiente.

Asimismo, trata de ponerte pruebas a ti mismo, estudia con energía y sin hambre, elimina todas las distracciones a tu alrededor cuando repases para que logres un óptimo grado de concentración y aprende a leer lento, profundo y de manera reflexiva.

Si no cuentas con estas habilidades, ¡no te preocupes! Todas estas competencias se pueden desarrollar con el tiempo.

3. Gusto por la lectura

La mayor parte de información que un abogado necesita para ejercer su profesión la encontrará de manera escrita. De hecho, si estudias la licenciatura en Derecho pasarás bastante tiempo frente a los libros y documentos que explican el marco jurídico que utilizarás en tu vida laboral.

Recuerda que, como mencionábamos en el punto anterior, no sólo se trata de que leas, sino de que seas capaz de comprender y analizar toda la información.

Si te apasiona el estudio del Derecho pero no estás acostumbrado a esta actividad, puedes empezar con obras cortas y de gusto personal para ejercitar tu mente y desarrollar la habilidad de leer de una forma reflexiva. Poco a poco irás incrementando la longitud de los textos que leas y, además adquirirás un vocabulario mucho más amplio.

Sin duda, ésto potenciará tus posibilidades de éxito al estudiar la carrera profesional.

4. Visión y análisis

Dado que los procesos legales suelen tardar y las decisiones no siempre serán tomadas por ti, debes tener la capacidad de prever la dirección en que se inclinarán los asuntos que tengas bajo tu responsabilidad y determinar los pasos que pueden ayudarte a lograr los resultados que esperas.

Dicho en otras palabras, como abogado necesitas un pensamiento analítico que te dé la oportunidad de ir pasos adelante y preparar las mejores herramientas para salir adelante.

Imagina que cada caso es muy similar a una partida de ajedrez donde cada participante tiene su propio tiempo y espacio para tomar decisiones, uno a uno, movimiento a movimiento. La teoría te dará las bases necesarias, como la metodología para fundamentar tus acciones, y la experiencia te ayudará a desarrollar la mejor estrategia, sin embargo, tener la capacidad de anticiparte te dará la ventaja frente a los demás.

5. Conocimiento del contexto nacional

Una de las cosas que debe interesarte para estudiar la carrera de Derecho, es permanecer actualizado sobre la situación actual del mundo, pero sobre todo del país en donde decidas ejercer tu profesión. Esto es especialmente importante en la toma de decisiones ya que la cultura de cada entidad puede determinar en muchas ocasiones el rumbo del fallo de un juez

Un ejemplo de esto es que en ciertos lugares existe la pena de muerte y en otros no, así como la legalización del uso de sustancias adictivas.

Dicho esto, deberás tener gusto por la investigación y tendrás que desarrollar competencias para obtener fuentes confiables y así sustentar cualquier análisis que realices.

Algo que también puede ayudarte es interesarte por conocer la historia de donde vivas, pues te ayudará a comprender el porqué de las leyes que rigen el comportamiento en ese lugar y te sensibilizarás a las causas de éstas.

Por último no olvides estar siempre informado sobre cambios de administración gubernamental, la entrada de nuevas empresas, conflictos entre países, avances tecnológicos, entre otros temas que pueden influir indirectamente en la legislación de tu país y podrán repercutir en actualizaciones o reformas de las que deberás estar consciente.

6. Habilidades para la expresión oral

Si disfrutas de hablar en público y sabes expresarte con formalidad y cercanía, seguramente ya cuentas con esta habilidad que juega un papel muy importante en los egresados de la carrera de Derecho.

Y es que como abogado deberás tener el poder de persuadir a quienes te rodean y de comunicar tus argumentos con claridad y objetividad para lo cual, también, necesitarás de un amplio léxico que incluya todos los términos legales que tu profesión te enseñará.

Para quienes no se sienten tan cómodos con esta área de la licenciatura, no hay problema, pues en el plan de estudios encontrarás asignaturas como oratoria que te ayudarán con técnicas especiales para desenvolverte correctamente con las palabras de forma oral.

7. Competencias para la redacción

Al ejercer una carrera como el Derecho, no basta con tener buena ortografía y conocer reglas gramaticales al momento de redactar un escrito o un contrato. De hecho, todos los documentos legales requieren de un buen dominio del lenguaje escrito y una redacción clara, detallada y con argumentos bien construídos.

Algunas de las competencias que deberás aprender son la forma correcta de citar y cómo utilizar la nomenclatura especial de tu profesión. Para esto puedes consultar diccionarios jurídicos que te ayudarán a encontrar los términos ideales para expresar lo que necesitas redactar.

Ten en mente que deberás ser muy cuidadoso y atento a lo que escribes ya que en esta licenciatura un error puede alterar la forma en la que se interprete lo que dices y no sólo puedes perder un cliente, sino que podrás obtener consecuencias mucho mayores.

Si sientes que no estás suficientemente preparado en esta área, leer puede ayudarte en gran medida.

8. Pasión por el debate

Entre las cosas que necesitas para estudiar la carrera de Derecho, la pasión por el debate es una de las claves para disfrutar tu profesión. Se trata de una actividad en donde se exponen dos puntos de vista opuestos a través de argumentos con el propósito de convencer a las personas de apoyar tu posición.

Dicho esto, al momento de buscar la justicia deberás tener la paciencia para escuchar, la tolerancia para entender y la inteligencia para construir sólidos puntos que reflejen el porqué de tu postura ante una situación.

El gusto por esta tarea te ayudará no sólo a no desistir en el proceso cuando las cosas no van como tu las esperas, sino que te dará la fuerza para dar lo mejor de ti para encontrar la mejor manera de resolver los casos.

Para esto también será necesario que tengas un buen dominio de tus emociones y nunca pierdas de vista el objetivo principal que te llevó a defender una causa.

Si crees que necesitas ayuda para desarrollar estas competencias, ¡no te preocupes! La licenciatura en Derecho te dotará de la capacidad de estructurar el pensamiento y de crear argumentos de calidad para que tengas éxito al momento de participar en debates y obtengas los mejores resultados posibles.

Ten siempre como motivación que cada debate no sólo es una oportunidad para defender a una persona o a una causa, sino que te da la posibilidad de abrir las puertas para que cierto tema sea estudiado, investigado o documentado.

Seguramente tú tienes bien identificado si te gusta debatir con las personas o no, sin embargo, el aprender a darle estructura a tus argumentos con fundamento legal para resolver conflictos, conlleva un esfuerzo mayor que tendrás que aprender a disfrutar.

9. Facilidad para argumentar

Seguro después de leer todos los puntos anteriores, sabrás que una de las características principales que todo estudiante de Derecho tiene que poseer es la facilidad para argumentar.

Esta habilidad va directamente relacionada con el pensamiento crítico y lógico. Las personas con gran capacidad de observación que perciben los pequeños detalles que rodean a las situaciones, logran enlazar eventos aparentemente ajenos y son capaces de utilizar todos los conocimientos que aprenden a favor de la generación de conclusiones, generan argumentos de gran valor, capaces de convencer a otros o de probar sus hipótesis.

Todas esas son habilidades que potenciarán tu ejercicio profesional como abogado. Seguro algunas de ellas ya las tienes y otras tendrás que desarrollarlas, pero ten por seguro que la paciencia y la dedicación te ayudarán a tener grandes resultados si te decides por la licenciatura en Derecho.

10.- Actitud de servicio

Hemos dicho que uno de las principales pilares del Derecho es la búsqueda de la justicia y, a su vez, hemos hablado sobre cómo a través del marco jurídico que tiene cada entidad, podemos trabajar en formas para solucionar conflictos y crear acuerdos.

Dicho todo esto, debes saber que para desenvolverte en esta carrera universitaria, al igual que en muchas otras como la Enfermería y la Medicina, debes tener una firme actitud de servicio en la que el mejoramiento de la sociedad rija tu actividad profesional.

Además, debes aprender a tener un trato muy cercano y empático con las personas para que tengan la confianza de que las representarás de las mejor manera.

Esto lo deberás reflejar no sólo en tu forma de ser y hablar, sino también cuidando tu imagen, con constante estudio y actualización, disciplina y también apoyando a quienes necesitan ayudan y no pueden reunir el dinero para pagar a un abogado. Este tipo de labores hablan de un profesionista verdaderamente comprometido, con vocación por la justicia y una actitud de servicio que se antepone a cualquier situación.

11. Gusto por resolver conflictos

A lo largo de los años, el hombre se ha enfrentado a múltiples retos, obstáculos y problemas que ha sabido enfrentar para llegar al día de hoy.

Un ejemplo de ésto es cómo conectar dos ciudades divididas por amplios espacios de tierra o agua que gracias a la Ingeniería Civil y los puentes y carreteras que han construido se logró resolver, por otro lado, la Ingeniería Mecatrónica ha diseñado robots que han logrado automatizar múltiples procesos para lograr optimizar la producción de compañías de todo tipo.

Sin embargo, la carrera de Derecho ha trabajado a favor de uno de los más grandes retos que hemos tenido y seguimos enfrentando: los acuerdos.

Lograr que dos personas con distintas posturas lleguen a un mismo punto en donde ambas partes se encuentren satisfechas puede ser una de las cosas más complicadas que tenemos como humanos.

Para ésto, los abogados crearon un documento legal capaz de establecer las reglas del juego entre dos o más actores, dándole validez y poder a terceros para actuar si es que este acuerdo se rompe: el contrato.

La personalidad de quien aspira a estudiar la carrera de Derecho debe ser de un conciliador nato, interesado en resolver toda situación de la forma más eficiente buscando siempre la justicia. Asimismo, deben ser una personas intuitivas que logren ver las necesidades y las expectativas de los otros.

Seguramente te identifiques con este perfil y a lo largo de tu vida hayas logrado solucionar conflictos y cerrar acuerdos importantes, más deberás aprender a formalizar estos tratos para que no dependan de la palabra del hombre, sino que utilices las herramientas jurídicas que la licenciatura te facilitará.

12. Ser buen negociante

Quizá puedas creer que la palabra “negociante” tiene que ver mucho más con los comerciantes, pero debes saber que es parte vital también de la labor de todo abogado.

Y es que estos profesionales consideran la negociación como parte de las actividades de su día a día, pues si bien, no se trata de la compra o venta de un producto, si pactan términos en los acuerdos para beneficio de su cliente.

También deben acordar sanciones, regalías, días de trabajo, recargos, primas, duración de la prestación de un servicio, vigencia de los contratos, entre otros factores que al final se establecen en los documentos jurídicos.

La visión, de la que hablamos al principio de este artículo, tiene un papel importante en estas negociaciones pues un buen abogado debe prevenir cualquier situación en el futuro y establecer la manera de proceder ante ella en el contrato.

13. Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es el reconocimiento y dominio de nuestras emociones y a su vez, el de las demás personas. Ser consciente de que existe este tipo de competencia facilitará los procesos como la negociación y la resolución de conflictos.

El identificar las emociones propias es la parte más complicada, pues el analizarte requiere de objetividad y el ser humano tiende a justificar sus propias acciones. Para esto debes tratar de formarte un criterio muy firme que te ayude no sólo a entender lo que sientes, sino a controlarlo para que no influya en tus decisiones y en tu manera de actuar dentro de un proceso jurídico.

Por otro lado, conectar con las emociones de las personas resulta ser un ejercicio más sencillo y común ya que como humanos tendemos a analizar y leer los movimientos de los demás.

14. Ser objetivo

Ser objetivo es una de las características más complicadas que todo licenciado en Derecho debe tener, así que si consideras que ya cuenta con esta competencia, tienes muchos puntos a tu favor.

Y es que para ejercer como abogado necesitas que tu criterio no se vea afectado nunca por algún sentimiento ni distorsionado por opiniones o por cercanía con las partes involucrados en el proceso. Debes ser capaz de evaluar toda situación desde una perspectiva imparcial y siempre apagado a lo que la ley te indique.

Ten presente que no se debe confundir la actitud de servicio con el profesionalismo, pues existe una gran diferencia entre estos dos conceptos que debes cuidar. Si bien debemos buscar tener una buena relación con el cliente, también debemos cuidar que toda decisión que tomemos sea siempre objetiva.

15. Constante estudio y actualización

Tomando como premisa que el mundo está en constante transformación y por ende, todas las industrias y la sociedad también lo estamos, no existe ninguna profesión que no requiera de constante actualización.

Existen múltiples formas de mantenerte informado sobre las reformas, noticias y cambios que afectan al ejercicio profesional del abogado, por lo que debes cuidar que estés siempre al día tanto de toda cuestión legal como del contexto global.

Ten presente que es imposible escapar del estudio constante ya que las reformas acontecen muy frecuentemente. Dicho esto, tener buenas metodologías de estudio y desarrollar la capacidad de síntesis y reflexión, te ayudará a que la información que leas, puedas aprovecharla de la mejor manera y que no te tome demasiado tiempo estar actualizado.

16. Contar con un tutor

Una de las cosas más importantes para estudiar la carrera de Derecho es contar con una persona a la cual puedas acudir para aclarar todo tipo de dudas ya sea profesor, amigo o conocido, pero que cuente con experiencia suficiente para apoyarte y orientarte en la solución de conflictos y en el entendimiento de la ley.

Los abogados suelen especializarse en diversas ramas como puede ser la civil, penal, fiscal, laboral, entre otras, así que será de gran ayuda si logras identificar a un profesionista por materia para poder nutrir más tus conocimientos.

¡Listo! Estas fueron 16 cosas que necesitas para estudiar la carrera de Derecho con éxito. Recuerda que si bien son elementos sumamente importantes para todo aspirante a abogado, la gran mayoría de éstas las puedes desarrollar si tienes pasión por esta área de conocimiento y voluntad por crecer profesionalmente.

Como podrás apreciar, el abogado es un profesionista integral, con un sinfín de posibilidades en el campo laboral y con una labor muy importante para la sociedad. Además, debes saber que es de las carreras mejor pagadas por su alta especialización. Así que si te sientes identificado con lo que has leído hasta ahora, ¡estudia Derecho!

¿Te pareció útil este artículo? ¿Te gustaría leer más contenidos como este? ¡Suscríbete a nuestro newsletter!

conoce todas las opciones académicas que utan tiene para ti