El diseño gráfico es una profesión que ha tenido relevancia desde los inicios de la industrialización y, con un mundo más globalizado que nunca, ha cobrado mucha más importancia para múltiples giros comerciales, educativos, artísticos y comunicativos.

Casi en cualquier sitio que miremos es muy probable que encontremos algún tipo de arte que tenga relación con el diseño gráfico, ya que es gracias a la disciplina que los ambientes urbanos se han llenado de imágenes, logos, diseños y colores, publicidad, anuncios, avisos y muchos más.

En este artículo vamos a hablarte de lo que es el diseño gráfico y, a su vez, lo que es el diseño gráfico digital; profundizaremos en sus conceptos y, por supuesto, te mostraremos sus diferencias más relevantes.

Si estás considerando hacerte parte de este mundo, ¡tienes que leer hasta el final!

¿Qué es el diseño gráfico?

Se puede definir como una disciplina del giro artístico que estudia, diseña y expone los medios visuales para comunicar un mensaje a determinados grupos sociales.

¿Cómo lo hace? Pues adivinaste, a través de la creación de imágenes que buscan atraer, conquistar, fidelizar, convencer, ser memorables, etc.

Usa la combinación de arte, estética, conocimiento del consumidor y técnicas de comunicación para lograr sus objetivos.

Entre los muchos conocimientos que tiene un diseñador gráfico están:

  • Composición de imágenes
  • Manejo de colores y paletas
  • Creación y uso de tipografías
  • Psicología del color y las imágenes
  • Necesidades del público objetivos.

Sumado a esto, este profesionista es capaz de reconocer las nuevas tendencias comerciales e ilustrativas que pueden aportar valor, creatividad e inventiva, necesarias para ofrecer productos innovadores, disruptivos y originales.

Asimismo, su ocupación le permite —y obliga— dominar diversas herramientas, de la misma manera que un escultor sabe escoger su cincel, para llevar a la realidad sus ideas y propuestas artísticas.

Ahora, con todo esto ya descrito, es momento de hablar sobre una variación de la disciplina que, si bien guarda muchas similitudes con el diseño gráfico, trae a relucir nuevas y poderosas técnicas y herramientas para el mundo en que vivimos hoy en día.

¿Qué es el diseño gráfico digital?

Gracias al avance y popularización de las computadoras y de Internet, nacieron una cantidad de profesiones y oficios entre los que se encuentra el diseño gráfico digital.

En sí, la disciplina se basa en llevar el diseño gráfico a medios digitales, como su nombre lo sugiere: lápices, pinceles, paletas pasan al mundo virtual y ameritan el desarrollo de competencias tecnológicas y herramientas de diseño digital.

Su popularización ha venido de la mano de los sitios web, los blogs y, por supuesto, las redes sociales donde se ha democratizado, por ejemplo, el emprendimiento. Ello ha representado una oportunidad enorme para que los diseñadores gráficos puedan exponer su trabajo y colaborar con muchas personas y empresas.

Entonces, ¿en qué se diferencian ambas disciplinas? ¡Continúa leyendo!

Diferencias entre diseño gráfico y diseño gráfico digital

Se puede pensar que para estudiar, crear y distribuir productos gráficos hoy en día, tanto en el diseño gráfico tradicional como el digital, se usan las mismas formas, estilos y herramientas. Pero la realidad es que no es así.

A continuación, las 4 diferencias más importantes entre ambas disciplinas.

1. Uso del color

Aquí, es importante resaltar que para cada producto existe una “vitrina” diferente. Para el tradicional puede ser el papel, un anuncio físico o una publicidad en una valla. Para el digital, su medio de comunicación se apoya en las pantallas electrónicas.

En el caso del diseño gráfico tradicional, el profesional se guía por esquemas que le permiten hacer pruebas de impresiones, para asegurarse de que los colores se representan bien, que los gráficos sean nítidos y que se obtendrá el producto final esperado.

En el diseño gráfico digital, lo que se debe considerar son las diferencias entre los monitores y pantallas, el contraste y el brillo.

2. El público objetivo

Aquí hay diferencias sustanciales, ya que el diseñador gráfico sabe que tiene muy poco tiempo para impactar y atraer a tu público. Por ello, sus diseños deben ser atractivos y llamativos.

El diseñador gráfico digital tiene que trabajar en mantener al público dentro de su sitio o su cuenta en redes sociales lo suficiente para mostrarle sus productos.

3. Los espacios

Cuando se habla de libertad, el diseño gráfico tiene mucho más espacio para crear. Se debe a que en las publicidades, anuncios y avisos impresos, el tamaño, el estilo e incluso el lugar permite aprovechar más la creatividad del artista.

En medios digitales, se debe trabajar con tamaños predefinidos para que se adapten a los requerimientos de aplicaciones, sitios webs y anuncios digitales.

4. Oportunidades profesionales

La buena noticia es que ambos profesionales tienen gran demanda en nuestros mercados, e incluso pueden llegar a trabajar en las mismas empresas o proyectos.

Regularmente, el diseñador gráfico tendrá más oportunidades en medios impresos como revistas, periódicos o empresas de publicidad, mientras el diseñador gráfico digital puede estar más en la creación de páginas web o agencias de publicidad digital.

¡Ya conoces 4 diferencias entre ambas disciplinas! Ahora podemos decirte cómo empezar.

¿Cómo convertirte en un diseñador gráfico?

Si después de esta información ves la carrera de Diseño Gráfico como una posibilidad en tu vida, te vamos a contar lo que debes hacer para formarte.

Lo primero, es educarte en el área. Lo más recomendable es que asistas a una universidad, ya sea a través de programas educativos presenciales o en línea, de manera en que puedas certificarte como un profesional del área.

Lo siguiente es aplicar tus conocimientos a proyectos personales que te sirvan de portafolio para mostrar a emprendedores, reclutadores y, ¿por qué no?, para desarrollar tu propio negocio.

Todo ello te dará las habilidades y experiencias para tener éxito en un mercado con tanta proyección y futuro como el del diseño gráfico.

¿Quieres seguir aprendiendo sobre estos temas? ¡Suscríbete a nuestro newsletter y continúa creciendo!