Estar en forma requiere de un poco de conocimiento de Educación Física y Deporte, además de mucha disciplina y motivación.

El sedentarismo afecta negativamente al 58.3 % de los mexicanos. Considerando que este es uno de los factores de riesgo para la obesidad y enfermedades crónicas degenerativas, ¡es momento de ponerse serios!

Como sabemos lo atareada e indispuesta que está mucha gente para hacer ejercicio, te queremos dar 3 consejos valiosos para que incorpores rutinas físicas a tu día sin mucho problema.

A continuación, 3 consejos para estar en forma desde tu lugar de trabajo:

1. Usa las escaleras, ¡siempre!

Una de las zonas menos transitadas en edificios de oficinas y demás centros empresariales, son las escaleras. Cada vez que necesites subir o bajar, evita usar el elevador.

Subir escaleras es un ejercicio aeróbico muy eficaz para fortalecer las piernas, quemar grasa, mejorar tu frecuencia cardíaca y aumentar tu capacidad pulmonar.

Además, si acostumbras bajar por las escaleras, trabajarás otros músculos de tus piernas que no se utilizan mucho al subir. Así, ¡es buena idea olvidarse del elevador por completo!

Problemas como el colesterol alto, posibilidad de desarrollar diabetes o deficiencia cardiovascular podrían ser cosa del pasado si aprovechas las escaleras.

2. Camina lo más que sea posible

Si regularmente pasas muchas horas frente a una computadora, puedes ver afectadas negativamente las zonas lumbar, cervical y pélvica. ¡Evítalo caminando!

Levantarte de tu silla cada 45 minutos o una hora para caminar de 5 o 10 minutos es sumamente recomendable para mantener activo tu cuerpo y ayudar a tu sistema cardiovascular a estar en forma.

Otra cosa que puedes hacer, si es posible, es saltarte una estación de metro, una parada de autobús o estacionar lejos tu auto. Esto te incentivará a caminar durante un rato antes y después de salir de trabajar y, así, fortalecer tu físico.

3. Trabaja tus manos desde tu escritorio

¡No nos íbamos a olvidar de tus manos! Para muchos, son las herramientas fundamentales para expresar las habilidades profesionales. Eso hace que sea fundamental mantenerlas en forma.

Cada hora o dos, detén lo que estés haciendo y rota tus muñecas en ambos sentidos por unos 30 segundos. Esto ayudará a relajar los nervios y los tendones de tus dedos y favorecerá la recuperación del esfuerzo.

También, cierra y abre tus manos con un poco de fuerza para aplicar tensión y fortalecer los músculos de tus dedos. ¡En pocos días notarás la diferencia!

¿Te atrae el tema deportivo y de ejercicio?

Si descubres que estos temas del deporte y el ejercicio físico son de tu interés, entonces puede ser que estudiar Educación Física y Deporte sea lo tuyo.

Esta carrera de carácter teórico-práctico forma a las personas en un cúmulo de disciplinas deportivas, conocimientos sobre la anatomía y fisiología humana y técnicas psicológicas para fortalecer la mente.

¿Qué te parecieron estos consejos para estar en forma desde tu trabajo? ¡Coméntanos qué otros ejercicios puedes hacer en tu oficina para estar en buena condición física!