Sabemos que los seres humanos, en sus primeras etapas de crecimiento, necesitan métodos de enseñanza que se diferencian del resto y que contribuyan a la formación de sus primeros conceptos, ideas, hábitos, entre otros.

¡Si quieres averiguar cuáles son, quédate hasta el final!

La realidad es que, hoy en día, existen cientos de métodos de enseñanza diseñados por profesionales de la Pedagogía en apoyo con investigaciones científicas y filosóficas, para proveer sistemas de formación donde los niños puedan aprender de manera óptima, sin recurrir a viejos modelos obsoletos de educación.

A continuación, te mostraremos cuáles son los 5 métodos más populares y efectivos de la actualidad, para que si estás interesado en formarte como pedagogo tengas muy claro cómo nuestros sistemas educativos tratan la enseñanza en las primeras etapas de la vida.

¡Buena lectura!

1. Método Kumon

Toru Kumon, un profesor de matemáticas japonés, creo un método de enseñanza especialmente dirigido a ayudar a su hijo pequeño a entender el contenido de la asignatura.

Kumon descubrió que, lejos de lo que muchos afirmaban en la época, la comprensión lectora era determinante en los niños para desarrollar habilidades asociadas a la capacidad de entendimiento y estudio.

Asimismo, el profesor de matemática decidió generar un método de enseñanza basada en dos aspectos fundamentales: la matemática y la lectura. El objetivo que tuvo fue que los niños adquieran las habilidades esenciales dentro de las dos áreas para sacar el máximo provecho de su intelecto.

Además, generó un ambiente donde los pequeños pudiesen aprender por sí mismos, en lugar del modelo tradicional donde un maestro se encarga de transmitirle todo el conocimiento.

La aplicación del método de enseñanza Kumon ha demostrado ser una vía efectiva para desarrollar hábitos de estudio en los niños que los impulse a cumplir con sus responsabilidades —ya sean académicas o hogareñas— de manera independiente, con concentración y diligencia, sin la supervisión de adultos.

Es importante aclarar que el método de enseñanza Kumon se divide en varios niveles, que van desde la formación en niños pequeños hasta adolescentes en etapas de preparatoria.

Para saber en qué etapa se encuentra, es necesario hacer una prueba, la cual se encuentra diseñada para no dejar pasar a otro nivel si no se han dominado los elementos del presente.

En el mundo existen varios centros de enseñanza, llamados los centros Kumon, donde se aplica esta filosofía pedagógica. Sin embargo, muchas escuelas lo incluyen como actividad extracurricular dos veces por semana durante media hora cada una.

2. Método Waldorf

El austriaco Rudolf Steiner encontró que la enseñanza tradicional principios de siglo XX era jerárquica y competitiva, por lo que creó un nuevo método que amplificaba aspectos en los niños, como la experimentación, la imitación y la imaginación.

A diferencia de los demás métodos de enseñanza, el método Waldorf no utiliza libros de texto, en su lugar, se apoya en ellos como vías de consulta y se preparan a los niños para que sean capaces de buscar y encontrar la información que necesitan a través de otras herramientas.

Se divide en tres etapas:

  • Primera: en la infancia, se estimula al niño a imitar lo que lo rodea. En este punto los padres y maestros tienen la responsabilidad de crear entornos que favorezcan la tarea
  • Segunda: en la primaria, se fomenta la imaginación en el niño. Para ello, se busca desarrollar lo denominado inteligencia sensible
  • Tercera: en la adolescencia, se aplica la enseñanza de todas las materias básicas para su etapa y se identifican aquellas en donde el individuo más se destaque, así estará mucho más seguro de su vocación

Para todas éstas se utilizan actividades que fomentan el intelecto, las artes y las habilidades prácticas, así se consigue tener una educación más integral.

3. Método Doman

El estadounidense Glenn Doman, basado en su conocimiento sobre medicina y su experiencia tratando a niños con lesiones cerebrales, diseñó un método de enseñanza a finales de los años 50, donde logró desarrollarle a estos niños habilidades cognitivas incluso superiores a las de los niños sanos.

La experiencia le hizo pensar que, a través de la estimulación correcta, cualquier niño podría obtener resultados sorprendentes. Por ello, Doman investigó y comprobó, por ejemplo, que el método silábico no era el mejor para enseñar a reconocer letras y palabras.

Asimismo, descubrió que mientras más pequeño es el niño, más facilidad para aprender tiene, sobre todo antes de los 6 años.

El método Doman consiste en que el padre o la madre le muestren al bebé o al niño tarjetas con palabras escritas en letras grandes y se le recitan, además, tienen que ser de la misma temática, por ejemplo: partes del cuerpo, animales, entre otros.

Todo ello, de forma rápida, contribuye a que el infante reciba cada palabra con entusiasmo como si fuese un juego para él. Mientras más se va avanzando, más pequeñas se hacen las letras, hasta llegar a cuentos largos.

4. Método Montessori

Es un método que enfatiza las actividades lideradas por los niños mientras el educador observa, de manera que se puedan crear ambientes y entornos donde se estimule el aprendizaje.

Con ello, se busca desarrollar independencia en el infante con ciertos límites y ,asimismo, promover el crecimiento y desarrollo de habilidades físicas, sociales e intelectuales para liberar su verdadero potencial.

Es un método de enseñanza donde la escuela no es un recinto aburrido o de transmisión de conocimientos, sino que un espacio abierto para trabajar la inteligencia y las emociones.

5. Pedagogía blanca

Es una forma de enseñar a través del acompañamiento y desarrollo de las habilidades de cada niño, según sus propios ritmos, capacidades y falencias.

Despierta la curiosidad impresa en nuestro ADN y el sentido crítico por el mundo. Además, se enfoca en enseñar en positivo, siempre dando motivación y reconocimiento a los sujetos que estudian.

¿Qué te parecen estos 5 métodos de enseñanza? Un profesional en la carrera de Pedagogía es capaz de aplicar estos y otras vías para ayudar a niños, adolescentes y hasta adultos para que reciban la educación más adecuada a sus necesidades y capacidades.

Si quieres saber más sobre la carrera universitaria, te invitamos a leer nuestro artículo “Por qué deberías estudiar la carrera de Pedagogía” y a que descubras las ventajas que tiene esta disciplina.