Estar consciente del importante papel que juega la autoestima en nuestras vidas y saber cómo nos fortalece a nosotros y a nuestra familia es de suma importancia; sin embargo, nunca nadie nos dice cómo lograr incrementar la confianza en nosotros mismos.

Por esta razón, en esta ocasión te hablaremos sobre la importancia de tener una percepción positiva de ti mismo y también te daremos algunos tips con los que podrás trabajar todos los días para que logres mejorarla.

Me gustaría continuar hablando de este tema citando a Carl Rogers: “El sentirse devaluado e indeseable es, en la mayoría de los casos, la base de los problemas humanos”. La frase de este psicólogo humanista cobra mucho sentido al hablar de autoestima pues las problemáticas que vivimos actualmente como personas y sociedad en general pueden tener como raíz una pobre percepción de nosotros mismos.

Pero ¿cómo es que la autoestima se forma?, conforme vamos creciendo, sobre todo en los primeros años de vida, comenzamos a construir conceptos acerca de nosotros mismos y del mundo que nos rodea, además de entrar en contacto con un conjunto de valores determinados por la sociedad.

Nathaniel Branden, psicoterapeuta y especialista en desarrollo personal, define a la autoestima como “la disposición a considerarse competente para hacer frente a los desafíos básicos de la vida y sentirse merecedor de la felicidad”. Esto nos hace reflexionar sobre qué tan importante es la concepción que tenemos de nosotros mismos y nos ayuda a entender por qué reaccionamos en ciertas circunstancias de una u otra manera.

¿Cómo identificó que mi autoestima es baja?

En este punto llegamos a la pregunta y cómo identifico si mi autoestima es baja. Por esa razón, te compartimos algunas señales que puedes identificar en ti para determinar cómo está tu autopercepción. Normalmente, las personas con baja autoestima mantienen un diálogo consigo misma que incluye pensamientos como los que enumeramos a continuación:

  • Sobregeneralización:si has fallado una vez (en algo concreto); se interioriza como que fracasarás en todo: “¡Siempre fracasaré!”.
  • Pensamiento polarizado:creencia de todo o nada. Se llevan las cosas a los extremos: es blanco o negro; pero no puede haber matices.
  • Autoacusación:Te consideras culpable de todo: “Yo tengo la culpa”. “¡Tendría que haberme dado cuenta!”.
  • Lectura del pensamiento:supones que no le interesas a los demás, que no les gustas o crees que hablan mal de ti, sin que tengas evidencia real.

Todo inicia en la infancia

El desarrollo de nuestra percepción comienza desde que somos pequeños como ya lo habíamos comentado anteriormente. A continuación te mostraremos algunos factores que contribuyen a la formación positiva de la autoestima en la infancia:

  • Vínculo entre padres e hijos basado en empatía y seguridad.
  • Padres con buena autoestima.
  • Premiar la autonomía y la comunicación abierta.
  • Educar con amor y respeto.
  • Metas claras.
  • No usar conductas de maltrato, agresividad y humillación.
  • Enseñar al niño a aceptar sus rasgos corporales, mentales y espirituales.

 

Ventajas que da tener una autoestima positiva

Existen muchas razones por las que tener una autoestima positiva es de suma importancia, ya que es un factor central en la adaptación social, favorece a que seas más sano y tengas mayor motivación por aprender, además de brinda una mayor tolerancia a la frustración y más seguridad en ti mismo.

Mejorar tu autoestima te permitirá alcanzar tus metas, por eso es de suma importancia que trabajes todos los días para tener una percepción más positiva de ti mismo. Una de las primeras prácticas que puedes comenzar desde ahora es eliminar para siempre de tu mente frases como: “La culpa es mía…” o “siempre seré malo en la escuela…”. Si eres mamá o papá evita decir a tus hijos frases como: “Cuando los mayores hablan tú te callas”; “No te vistas así, pareces…”

Tips para fortalecer tu autoestima

Ahora que ya conoces la importancia de tener una percepción positiva de ti mismo, es momento de saber qué puedes hacer para lograrlo. Eso sí, reforzar tu autoestima es una tarea diaria por lo que a continuación te damos 2 ejercicios que puedes practicar para lograrlo:

1. Ejercicio 1

  • Haz una lista de 5 cosas que apruebes de tu imagen física; recuerda todos tenemos cosas bonitas. En caso de que sea complicado para ti identificarlas puedes preguntar a un familiar.
  • Realiza una lista de 5 características (virtudes) de tu forma de ser que te agraden.
  • Revisa tus listas y piensa que si conocieras a una persona con esas cualidades, seguramente estarías encantado de haberla conocido.

2. Ejercicio 2

Al final de cada día y al menos durante 30 días, escribe el final de estas frases:

  • “Hoy me he sentido bien conmigo mismo/a por…”.
  • “Hago algo bueno para mí cuando…”.
  • “Me gusto más a mí mismo/a cuando…”.
  • “Aunque he cometido un error, me doy cuenta de que…”.

 

Sentir seguridad en ti mismo es la mayor fortaleza que puedes poseer. Mientras más positivos, alentadores y sanos sean tus pensamientos más enriquecedoras serán tus emociones, afectos y sentimientos, lo cual te será de gran utilidad para alcanzar tus metas.

 

*Escrito por Mailin Zilberstein Camacho, Máster en Psicología para la Salud y
Gerente de Empleabilidad y Emprendimiento en la Universidad Tangamanga, Campus Industrias, San Luis Potosí. mzilberstein@utan.edu.mx