Si hasta ahora tu nivel de licenciatura no es suficiente para alcanzar los objetivos de ascenso que te has planteado, quizá es momento de expandir tu área de conocimientos y habilidades. Por supuesto, estamos hablando de un posgrado, una ruta orientada a invertir en tu intelecto y destrezas.

En este contenido te diremos por qué sí vale la pena hacerlo.

Ahora mismo, muchos de tus colegas o competidores del futuro están planteándose hacer una maestría, especialización o doctorado. Y es que el mercado ha casi que obligado a los profesionales a pulir sus conocimientos para tener aptitudes cada vez más específicas.

Sin embargo, no debes alarmarte, ya que según el informe Panorama de la Educación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), citado en vanguardia.com.mx, se determinó que a penas un 4% de los estudiantes y profesionales en México logra alcanzar el nivel académico de maestría.

Entonces, si ya te diste cuenta de que es una oportunidad de oro para seguir creciendo como profesional, e incluso para cambiar de giro gracias a un posgrado, entonces debes leer hasta el final porque te mostraremos otras razones de peso por las que te conviene hacerlo.

¡Buena lectura!

1. Diferenciarte del resto de profesionales

Egresar de una licenciatura u otra carrera universitaria es un gran logro, pero no extraordinario. Estamos hablando que en México, según un informe de la OCDE publicado en publimetro.com.mx, el 17% de las personas entre 25 y 60 años tiene un pregrado, ya sea en una universidad pública o una privada.

Podrá parecerte poco, pero la cifra se duplicó desde 1998, lo que indica que hay una tendencia positiva en cuanto a matriculación universitaria.

Entonces, ¿qué hacer para no perderte entre el montón de profesionales? ¡Sí! Diferenciarte es lo que debes.

Un posgrado es la mejor manera de hacerte notar para los reclutadores de las grandes empresas. Asimismo, es común ver el surgimiento de puestos cada vez más específicos y estratégicos en las organizaciones, que requieren a personas que tengan las habilidades y conocimientos especializados para cubrir las vacantes.

Tener una maestría, especialización o doctorado es una forma muy inteligente de agregarle valor y notoriedad a tu hoja de vida. Y no únicamente por el grado de conocimiento, sino porque mostrará que eres una persona ambiciosa, responsable, diligente y capaz.

No dudes que serás la opción a vencer entre todos los currículos que lleguen a cualquier oficina reclutadora o a cualquier empresa en búsqueda de llenar un puesto estratégico.

2. Incrementar tus ingresos mensuales

Sabemos que una de las razones principales por las cuales una persona decide estudiar un posgrado es que quiere y necesita ganar más dinero. ¡La buena noticia es que es verdad!

Un profesional con posgrado, para el mercado laboral, es como un diamante. Es una pieza muy valiosa que las organizaciones saben que necesitan y que les agregará el valor que tanto anhelan. ¡No pierdas esa oportunidad!

Todo lo que mencionamos tiene un por qué, y es que, mientras más valor puedas agregar a una empresa, más remuneradas serán tus habilidades. Es una ecuación simple.

Te pondremos unos ejemplos sobre los diferenciales de salario que tiene un profesional únicamente con pregrado, según IMCO, en comparación a uno con posgrado, para que notes la diferencia:

Medicina

Es la carrera mejor pagada de México donde, según el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) tiene un salario promedio nacional de $17,500 pesos mensuales aproximadamente.

Si les agregamos un posgrado, estos profesionales alcanzan un incremento de más del 27% para ubicarse en $21,150 al mes.

Ingeniería Industrial

Los ingenieros industriales casi duplican el salario promedio mensual a nivel nacional al tener ingresos que superan los $12,500 al mes, cuando la media nacional está cerca de los $6,680 mensuales.

Al tener un posgrado, un egresado de Ingeniería Industrial accede a ingresos superiores a $30,300 al mes. Ello significa que su salario se incrementa en más de 148%. ¿No te parece increíble?

Mercadotecnia y Publicidad

Por último, te daremos el ejemplo para los egresados de carreras afines a la Mercadotecnia y Publicidad. Actualmente, tienen un sueldo promedio de $13,765 pesos para pregrado.

Con un posgrado, ya sea especialización, maestría o doctorado, pueden subirlo hasta un 51.2% en promedio, y ganar sobre los $18,900 al mes.

¿Quieres otra razón más que demuestre por qué vale la pena estudiar un posgrado? ¡Vamos con una más!

3. Hacer networking

No es un secreto para nadie que conocer personas con una buena trayectoria profesional y personal puede impulsarte a acceder a nuevas oportunidades.

Un posgrado puede provocar precisamente que te inmersas en un ambiente nuevos e interesantes, donde conozcas personas con altos niveles académicos e intelectuales que te permita aprender cosas nuevas.

Estarás en contacto con círculos de gente muy talentosa y diestra en tu campo de actuación, lo que también se conoce como networking, que es una herramienta altamente utilizada por profesionales de todas las áreas para capitalizar oportunidades de negocio, innovación, emprendimiento o apoyo profesional.

Razón extra

Complementando lo que mencionamos sobre nuevos círculos profesionales y personales, también es preciso incluir que dentro de los beneficios que trae un posgrado a la vida de un profesional es la confianza en sí mismo.

Muchas personas duran años en su empleo u ocupación por miedo a no ser lo suficientemente capaces de asumir nuevas responsabilidades. Una maestría, especialización o doctorado te dará ese empujón que tanto quieres.

Estarás más preparado, con una visión más amplia para tomar decisiones más conscientes, que te ayuden a crecer y desarrollarte. Al mismo tiempo demostrarás (a ti y a los demás) que estás listo para nuevos círculos, retos y responsabilidades.

¡Es tu momento de crecer!

Ya estás listo para dar el paso que tanto anhelas para darle a tu vida un vuelco que te permita darte y darle a tus seres queridos un futuro más prometedor, lleno de oportunidades y comodidades.

¿Te sientes preparado para el reto? ¡Cuéntanos en la sección de comentarios si es así!