¿Qué puedo hacer si deseo un cambio de escuela?

6 min de lectura

Aunque empieces la educación superior con gran alegría e ilusión, existen algunas situaciones que pueden hacer que esta etapa no sea como la esperabas y que te impulsen a buscar un cambio de escuela.

Si este es tu caso, ¡tranquilo! Se trata de algo que le pasa a muchas personas. Lo más importante es que, cuando suceda, no pienses en desistir de tu formación y tengas claro cuáles son tus opciones para seguir adelante.

Para ayudarte con esto, en este artículo te hablaremos de qué puedes hacer si cursar tu carrera no fue cómo te lo imaginabas y crees que es importante tomar acción.

Descubre tu vocación con el siguiente quiz gratuito:

CTA-FINAL_quizz

1. Identifica las causas

Antes de tomar una decisión tan importante como un cambio de escuela, es clave que reflexiones seriamente sobre cuáles son las razones por las cuales la institución en la que estás te desagrada.

Entender si los motivos tienen que ver con el programa académico, el ambiente escolar, el profesorado, las instalaciones, las oportunidades que se te ofrecen, entre otras cosas, te dará la pauta para idear cuál es la verdadera solución para esta situación.

2. Busca apoyo

Lo siguiente que te recomendamos es que acudas con algunas personas cercanas y con profesionales de la casa de estudios en la que estás inscrito para platicar sobre tus incomodidades, expectativas y todo lo que te preocupe.

Aunque de entrada creas que tu problema no puede resolverse de forma tan sencilla, te podrías sorprender con lo mucho que puede ayudarte ser escuchado por quienes te rodean.

Además, seguramente tus profesores y compañeros pueden asesorarte sobre cómo salir adelante de la situación que enfrentas o, por lo menos, hablarte de la experiencia que han tenido con circunstancias similares y cómo las han manejado.

3. Considera el cambio de escuela

Si a pesar de hablar sobre tus inconformidades e intentar algunas de las soluciones que quienes te rodean te propongan para tu situación, no te sientes cómodo y no consideras que puedas explotar tu máximo potencial en el lugar en el que estás, entonces sí es momento de comenzar a considerar un cambio de escuela.

Incluso, no sólo es una buena idea, sino que vale la pena que lo tomes como una prioridad, sobre todo, porque tu rendimiento no será el mismo en una institución en la que no te sientes confiado y no es afín con tus necesidades y metas.

Descarga el siguiente material sin costo para que te motives a continuar tu camino profesional:

Ebook: terminar una carrera universitaria: por qué conviene

4. No abandones tu universidad de inmediato

Uno de los errores que muchos estudiantes cometen al ingresar a la universidad y no sentirse satisfechos con su elección de casa de estudios o licenciatura, es salirse de inmediato o a mitad de un periodo de clases.

Lo ideal es que busques terminar tu ciclo, ya sea trimestre, cuatrimestre o semestre, y que procures aprobar tus materias con un buen promedio, puesto que esto facilitará tus siguientes acciones.

Ten presente que al buscar un cambio de escuela y comenzar el proceso de admisión en otra universidad, tus calificaciones anteriores serán un factor importante a tomar en cuenta.

De hecho, es posible que si tu desempeño era satisfactorio en la casa de estudios previa, no tengas que empezar desde cero tu licenciatura, sino que puedas revalidar algunas de tus materias.

Asimismo, ten presente que si ya comenzaste algunas asignaturas, siempre hay cosas que puedas aprender en donde quiera que estés, así que aunque haya algunos factores que no sean afínes a ti en la institución en la que te encuentres, podrás instruirte sobre temas y conceptos nuevos que pueden ser útiles en tu vida profesional y en la búsqueda de mejores oportunidades para tu camino profesional.

5. Revisa tus opciones

Si ya te decidiste por un cambio de escuela y estás convencido de que no hay solución para los problemas con los que te topaste en tu institución educativa, es momento de buscar la mejor alternativa para que te desarrolles.

Ahora bien, es importante que tengas claro qué es lo que quieres y necesitas para que puedas tomar una decisión certera. Esto significa que no sólo debes buscar una opción diferente en los aspectos que no te gustaron de tu elección anterior, sino que debes asegurarte de que todos los aspectos básicos que te importan y pueden impulsar tu futuro estén presentes en tu nueva casa de estudios.

Primero que nada, opta únicamente por colegios que tengan el Registro de Validez Oficial (REVOE) en sus planes de estudio. Se trata de la certificación por parte de la Secretaría de Educación Pública (SEP) que evalúa la calidad de los programas académicos.

Al elegir un plan de estudios que cuente con este distintivo podrás acceder a tu cédula profesional el egresar y tu currículum tendrás más fuerza, algo clave si estás en búsqueda de mejores oportunidades y estabilidad económica.

Por otro lado, también es vital que investigues sobre los distintos apoyos económicos que puedes recibir de las universidades de tu interés para que puedas costear tus estudios.

Es fundamental que te informes no sólo sobre programas de pagos, sino también de becas. En la mayoría de las instituciones cuentan con tres tipos de éstas; la académica, para quienes demuestren un desempeño sobresaliente en sus estudios anteriores; la deportiva, para alumnos que tienen talento para alguna disciplina como el fútbol, básquetbol, voleibol, entre otras; y, la cultural, para estudiantes con habilidades para el canto, el teatro o la danza.

En caso de que consideres que tu perfil empata con alguno de estos tipos de beca, tendrás que realizar algunas pruebas y entrevistas, lo que definirá el porcentaje de apoyo que la casa de estudios podrá ofrecerte. Una vez obteniendo la ayuda, deberás comprometerte a mantener un buen promedio y participar en las prácticas, ensayos o torneos correspondientes.

Eso sí, no olvides que también existen muchas instituciones financieras que pueden ayudarte a pagar tus gastos universitarios. En este caso, las compañías pueden diseñar un plan acorde a tus necesidades para que puedas poco a poco liquidar tu préstamo en el tiempo en el que curses tu carrera y unos años después.

Otro punto importante a tomar en cuenta es el profesorado. Investigar sobre la trayectoria de cada uno, su filosofía y enfoque, y su forma de enseñar puede decirte mucho sobre el tipo de clases que tendrías y los conocimientos que podrías adquirir.

Por último, pero no menos importante, existen otros factores que también pueden ser importantes al momento de buscar un cambio de escuela, como la cercanía del campus con tu hogar y tu empleo, así como los medios de transporte disponibles para llegar.

También, las instalaciones juegan un papel importante, puesto que contar con laboratorios, biblioteca, auditorios, entre otros espacios puede ayudarte a sacarle el máximo provecho a esta etapa de tu vida.

Al final, si ya vas a realizar todo el proceso para acceder a una institución diferente, lo mejor es que te asegures de que te proporcione todo lo necesario para crecer tanto como puedas tanto en lo personal, como en lo profesional.

4. Elige tu modalidad de estudios

Hoy existen ya múltiples modalidades de estudio entre las que los estudiantes pueden elegir para poder cursar su licenciatura.

Dicho esto, lo más aconsejable es que antes de inscribirte en una carrera, analices en qué horarios y qué método empata más con tus necesidades.

Por ejemplo, las Licenciaturas Ejecutivas están especialmente diseñadas para personas que trabajan durante el día, por lo que cuentan con horarios flexibles y tienen una duración menor a la de los programas tradicionales.

5. Visita la escuela que te haya convencido

Una vez que hayas evaluado todos los factores que hablamos en el punto anterior, seguramente ya tendrás una o dos opciones de universidades que empaten más con lo que buscas para tu cambio de escuela.

El siguiente paso en la lista será que acudas al lugar, investigues a profundidad el proceso de admisión y negocies la equivalencia de las materias que habías cursado anteriormente.

Asegúrate de despejar todas tus dudas y de tener muy claro los papeles que debes entregar y las fechas de cada parte del proceso para ingresar.

Después, será muy importante que cumplas con todo lo que se te pida en el tiempo acordado, puesto que muchas casas de estudio suelen ser muy estrictas con los tiempos y, además, hacer todo de la forma solicitada, hará que inicies más seguro y con el pie derecho.

¡Listo! Estos son 5 de los pasos que debes seguir si buscas un cambio de escuela para acelerar tu desarrollo profesional e impulsar el cumplimiento de tus metas, como construir un patrimonio y alcanzar estabilidad económica.

Como ves, se trata de un proceso que implica mucha reflexión y análisis de lo que quieres para tu futuro, pero, ¡no te desesperes! Se trata de algo que vale mucho la pena y que puede llenarte de satisfacciones para los próximos años.

¿Tienes alguna duda sobre lo que debes hacer si deseas un cambio de escuela o la etapa universitaria en general? ¡No dudes en escribirnos o contacta con un asesor educativo! Nos encantaría apoyarte en esta etapa.

Universidad Tangamanga puede asesorarte sobre programas académicos

Escrito por luara

¡Únete ahora!

Sé parte de nuestra comunidad y no te pierdas las últimas noticias y consejos para tu formación profesional

¡Solicita más información!
Por favor completa todos los campos