13 acciones que aprendes en la universidad

13 min de lectura

Una de las etapas más importantes en la vida de todas las personas es su paso por la universidad. Y es que al cursar una carrera profesional, disfrutarás de una experiencia que combina aprendizaje, sacrificios, diversión y, por supuesto, una gran satisfacción por el cumplimiento de tus metas.

Sin duda, se trata de una oportunidad única y que, lamentablemente, no todos los estudiantes logran experimentar. Por eso, si tú tienes la posibilidad de capacitarte en una casa de estudios superiores, ¡eres muy afortunado!

Debes saber que al cursar una licenciatura, te convertirás en un candidato más competitivo para enfrentar el mundo laboral y tendrás las herramientas necesarias para desempeñarte en el sector que hayas elegido. Eso sí, también aprenderás una gran cantidad de cosas que serán muy valiosas para tu vida en general.

¿Quieres conocer más sobre los múltiples aprendizajes que puede dejarte la universidad? De ser así, ¡no puedes dejar de leer este artículo! A continuación, te mencionaremos 13 de éstas.

¡Comencemos!

terminar la universidad

Acciones que aprendes en la universidad 

1. Liderar grupos de trabajo

Aunque cada carrera tiene objetivos de estudio especializados y te capacitará sobre temas y conceptos muy específicos, también la oferta académica de las instituciones educativas te impulsará a desarrollar habilidades importantes para desenvolverte en cualquier ámbito, como el liderazgo, por ejemplo.

Dicho esto, independientemente de la licenciatura que escojas, la universidad te preparará para dirigir grupos de trabajo, motivar a quienes colaboren contigo y, sobre todo, gestionar el talento de tu equipo para alcanzar los objetivos que tengas en mente.

Todo esto lo lograrás a través de cátedras como Habilidades Directivas, la cual te brinda una amplia perspectiva del mundo empresarial y te enseña aptitudes como la toma de decisiones, gestión de conflictos y asertividad.

Además, los planes de estudio suelen incluir asignaturas enfocadas en que los alumnos optimicen su capacidad de transmitir ideas, algo a lo que debe apuntar todo líder. Un ejemplo de estas materias es Comunicación Oral y Escrita.

Incluso, dentro de tu programa académico en la universidad te encontrarás la clase de Gestión de Información, pues aprender a manejar datos es clave para orientar a quienes te rodean hacia el cumplimiento de metas.

En resumen, al obtener un título profesional descubrirás cómo fungir como líder a donde quiera que vayas; sin duda, ésta es una competencia que te abrirá muchas puertas en el futuro.

2. Trabajar en equipo

En el mundo laboral, ser capaz de colaborar con otras personas en una tarea o proyecto en común, es indispensable. Por suerte, la universidad te capacitará para que puedas hacer esto con éxito.

Eso sí, debes saber que trabajar en equipo no es nada sencillo, pues implica que te formes en diferentes áreas para que puedas lograr los resultados esperados. Con esto en mente, cuando comiences tu carrera, tus profesores te instruirán en los siguientes 4 factores:

I. Construir lazos de confianza

Sin duda, una de las claves para conquistar una meta común con otras personas es construir un clima de confianza entre los miembros del grupo y tener claro las fortalezas, talentos y áreas de oportunidad de cada integrante.

Al conseguir lo anterior, la dinámica laboral fluye y conduce, de manera efectiva, hacia el logro de los objetivos.

II. Crear sentido de pertenencia

Si lideras o perteneces a un grupo de trabajo debes enfocarte en generar sentido de pertenencia entre las personas que conformen a tu equipo.

Sentirse parte de algo valioso y tener un objetivo importante en común, les permite a los individuos explotar sus virtudes y dar lo mejor de sí.

III. Tomar decisiones en conjunto

Si bien es necesario que un individuo tenga la responsabilidad de tomar las decisiones correspondientes a una cuestión, también es vital que todos los involucrados en ésta puedan expresar sus puntos de vista y sean tomados en cuenta. Sin duda, esto contribuirá en gran medida a un clima organizacional saludable y a resultados eficaces.

Ten en cuenta que, como mencionamos anteriormente, cada persona tiene diferentes competencias y conocimientos que aportar, por lo que escuchar las distintas opiniones de tu equipo puede enriquecer de gran manera cualquier tema.

IV. Comunicar de forma asertiva

Al relacionarte con otras personas, tener una actitud personal positiva y expresar lo que piensas y lo que sientes sin descalificar a los otros, ni reprocharles, es vital para el trabajo en equipo.

Por esa razón, la universidad te preparará para establecer lazos de comunicación asertiva, en donde la empatía y la sinceridad sean la base de todo mensaje.

3. Valorar las oportunidades

Si empiezas una carrera universitaria, notarás que formas parte de un grupo de personas con una gran oportunidad. Lamentablemente, es muy posible que muchos de tus amigos y conocidos no tengan la misma suerte que tú.

De hecho, estudiar una licenciatura es todo un lujo. En México, por ejemplo, el porcentaje de la población que logra acceder a la educación universitaria es minoritario.

¿Aún no sabes cuál será la carrera de tu vida? Descúbrelo con el siguiente quiz gratuito y comienza tu camino profesional:

 

la mejor licenciatura para ti

 

Según el estudio Panorama de la Educación 2017, realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), sólo el 17% de las personas entre 25 y 64 años logran estudiar en la universidad.

Darte cuenta de esas realidades mientras cursas la carrera de tus sueños, sin duda, te enseñará a valorar las oportunidades que se te presentan en la vida.

Lógicamente, si terminas la licenciatura y obtienes un título profesional, tus posibilidades crecerán aún mucho más. De hecho, uno de los aspectos en que notarás tu crecimiento profesional será en los ingresos que podrás percibir por tu trabajo.

Si tomamos en cuenta el listado de las 66 carreras mejor pagadas publicado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el salario promedio de los profesionistas en la nación supera los 9 mil pesos al mes, una cifra que está muy por encima del ingreso mínimo nacional, el cual equivale a $2,686.14.

¡Ya sabes! Estudiar en la universidad es una oportunidad que debes aprovechar, ya que seguramente aprenderás mucho al hacerlo y te impulsará a conquistar tus metas; construir un patrimonio, tener estabilidad económica, entre muchas otras. Sin duda, egresar de una licenciatura puede darle un giro muy positivo a tu vida.

4. Autoanalizarte

En la universidad, con la ayuda de tus profesores crearás el hábito de analizarte constantemente y, en consecuencia, te conocerás mejor a ti mismo. Por eso, mientras estudias aprenderás cuáles son tus fortalezas, talentos, aptitudes y, por supuesto, puntos a mejorar.

Gracias a eso, tendrás muy claro qué áreas laborales te favorecen y poco a poco construirás un perfil profesional acorde a tus características que pueda impulsarte en tu futuro.

Eso sí, cuando examines quién eres, qué has logrado y qué debes mejorar, es importante que seas muy sincero contigo mismo, puesto que de no hacerlo no lograrás avanzar.

Ten siempre presente que todos los seres humanos cuentan con áreas fuertes y débiles en su persona y, por eso, es normal que no domines todos los temas y todas las competencias; la clave está en que hagas consciencia de los aspectos que debes mejorar y trabajes en estos.

Si eres disciplinado y perseverante, verás resultados en menos tiempo de lo que piensas.

5. Cómo funcionan los negocios

Hay ciertas características que distinguen a los administradores de empresas exitosos que todos los egresados de una carrera, sin importar su objetivo de estudio, deben desarrollar para convertirse en candidatos competitivos en su campo laboral.

Y es que entender cómo funcionan los negocios es vital para cualquier profesional y, más aún, para quienes sueñen con ser independientes y abrir sus propias compañías.

Con lo anterior en mente, la universidad te preparará con algunas asignaturas que te ayudarán a formar una visión crítica, reflexiva y analítica de los diferentes aspectos que conforman a las compañías y los diferentes sectores del mercado.

¿Quieres saber un poco más sobre algunos temas de los que aprenderás? A continuación, te hablaremos sobre 3 temas que estudiarás.

Temas que aprenderás en la universidad 

I. Empleabilidad

La empleabilidad es la aptitud o capacidad que tienen las personas para progresar en sus empleos, adaptarse a cambios y encontrar o mantener un puesto dentro de una compañía.

Al ser un aspecto indispensable para que te desempeñes como profesional e, incluso, puedas apoyar a otras personas a ingresar al mundo laboral, en tu casa de estudios superiores te instruirás sobre los diferentes aspectos que te facilitarán tener éxito en este tema, entre ellos:

  • Comunicar de forma clara y directa lo que necesitas.
  • Orientar tus acciones según las prioridades que tengas.
  • Desarrollar la cultura digital.
  • Capacidad de negociar.

Eso sí, para triunfar en tus empleos en el futuro, además de dominar aspectos de la empleabilidad, es necesario que sepas cómo comportarte en diferentes escenarios, como en las entrevistas de trabajo o en las presentaciones con clientes, por ejemplo.

II. Recursos humanos

Al hablar de recursos humanos dentro de una organización, nos referimos al conjunto de personas que trabajan para una empresa. Lógicamente, los miembros de una organización son parte clave e indispensable para que ésta funcione correctamente, por lo que la universidad te enseñará a gestionar el talento humano de la manera correcta.

Cuidar a los profesionales que sean parte de tu equipo de trabajo será vital en momentos difíciles si decides abrir una empresa.

III. Ética

Otro de los aspectos fundamentales que debes tener claros al momento de egresar de la universidad es cómo aplicar la ética el momento de ejercer tu carrera.

Tanto en tu empleo actual como en las oportunidades laborales que tengas en el futuro, deberás cuidar que tus acciones cuenten con sentido moral y responsabilidad social.

Si tienes dudas sobre cómo enfrentar algunas situaciones que surgen al aplicar los conocimientos de tu licenciatura, ¡no te preocupes! Tus profesores podrán orientarte hacia la mejor manera de resolver las situaciones que se te presenten.

6. Organizar tus actividades

Difícilmente escuches a un profesional decir que obtener un título profesional fue una tarea sencilla. Y es que aunque la vida en la universidad es una experiencia única y apasionante, demanda sacrificios y, sobre todo, capacidad para organizarte, algo que aprenderás y perfeccionarás con el paso del tiempo al cursar tu carrera.

La gran cantidad de tareas, proyectos y exámenes que tendrás que realizar, y la diversidad de temas que deberás aprender, te obligarán a que encuentres la mejor manera de coordinar tus actividades para que puedas cumplir con todas en el tiempo indicado y con la mejor calidad.

Además, lógicamente, estudiar no es lo único que harás durante el tiempo que curses tu licenciatura, muchas personas combinan su formación académica con un empleo para poder generar ingresos que les ayuden a pagar su colegiatura, entre otros gastos, y sumar experiencia a su currículum.

De hecho, una gran cantidad de estudiantes optan por la modalidad de Licenciaturas Ejecutivas, las cuales están especialmente diseñadas para individuos que quieran cursar una carrera, pero no cuentan con suficiente tiempo para asistir a una institución educativa todos los días.

Eso sí, debes saber que sin importar qué formato de educación elijas, para todos es indispensable que aprendas a organizarte.

Si no te distingues por ser bueno para planear y ordenar tus pendientes, ¡no te preocupes! Este tipo de habilidades poco a poco se te darán naturalmente al cursar tu carrera; la clave está en empezar a crear hábitos positivos, como crear una agenda y tomar apuntes.

7. Entablar relaciones con otras personas

Sí, estudiar en la universidad te ayudará a desarrollar y mejorar tus habilidades sociales, pues el contacto constante con tus profesores, compañeros y otros miembros de la comunidad educativa te impulsará a mejorar tus lazos de comunicación y a crear vínculos laborales y afectivos duraderos.

Además, si te comunicas de manera asertiva y construyes una red de amistades y conocidos, ampliarás tus oportunidades profesionales. De hecho, en tu casa de estudios superiores podrías, incluso, encontrar a un socio para tus proyectos futuros.

No olvides que deberás cuidar que tu comportamiento siempre sea el adecuado en tu institución educativa, ya que aunque lo más importante al pedir un empleo es tu currículum, tus habilidades y tu forma de presentarte ante los reclutadores, las referencias que otras personas que te conozcan puedan dar de ti, también suelen tener un gran papel dentro de las empresas.

8. Estudiar de forma efectiva

Aunque seas muy inteligente, difícilmente aprobarás todas las materias de una carrera profesional si no desarrollas hábitos de estudio y, sobre todo, empleas técnicas que te permitan interiorizar y aprender los conceptos, metodologías y temas de manera efectiva.

Si bien la mayoría de los estudiantes toma apuntes en sus clases y repasa regularmente, es fundamental que identifiques de qué forma tú en lo personal obtienes mejores resultados.

Por ejemplo, muchas personas prefieren estudiar a través de mapas mentales, cuadros sinópticos y tablas comparativas, ya que se les facilita más estudiar conceptos acomodados según su relación o en palabras clave. Sin embargo, hay quienes prefieren redactar notas a manera de texto o hacer dibujos que hagan referencia a lo que aprendieron.

Con el paso del tiempo y con la ayuda de tus maestros descubrirás cuáles técnicas de estudio te favorecen más, lo cual no será útil únicamente en tu etapa universitaria, sino que será de gran ayuda para tu vida laboral.

Ten presente, además, que si cuentas con un empleo mientras cursas tu carrera, conocer y perfeccionar tus hábitos de estudio será de gran ayuda para ti, pues podrás reducir el tiempo que dediques a repasar tus clases, ya que serás más productivo al hacerlo.

9. Cultura general

Sin duda, una de las mejores maneras de ampliar tu cultura general es a través de una carrera profesional.

En la universidad estudiarás sobre diferentes áreas específicas de la licenciatura que escojas y, además, aprenderás sobre su papel en la historia, la sociedad e, incluso, cuál podría ser su realidad en el futuro.

Esto no sólo te servirá para entender mejor el papel que jugarás como profesional en la sociedad al egresar, sino que también te permitirá conocer un poco más sobre coyunturas políticas, aspectos geográficos, movimientos ideológicos y tendencias que han tenido influencia sobre tu campo de estudio.

Sumado a esto, en la universidad podrás leer una gran cantidad de libros y analizar películas, noticias y obras de diversos tipos que te enseñarán sobre diversos temas.

10. Manejar  herramientas tecnológicas

Debido a la gran evolución que ha tenido la tecnología en los últimos años, es indispensable que los nuevos profesionales conozcan y dominen las nuevas herramientas y sistemas que han surgido para hacer más práctica y efectiva su labor.

Si no tienes buenas competencias para utilizar este tipo de innovaciones, ¡no te preocupes! En la universidad podrás aprender a adaptarte a los cambios tecnológicos y a utilizarlos a tu favor.

Por ejemplo, si decides cursar la licenciatura en Contaduría Pública, realizarás muchos ejercicios prácticos que te enseñarán a gestionar programas para realizar tus cuentas, como Excel, por ejemplo y también sistemas administrativos más complejos que te ayudarán a realizar tus cálculos y obtener informes de manera casi instantánea.

Aprender sobre el manejo de instrumentos nuevos sin duda será una gran ventaja competitiva que tendrás en el mundo laboral, te facilitará muchas tareas en tu vida diaria e, incluso, podrá ayudarte a crear un portafolio de trabajo que impulse tu carrera al mostrar de una forma creativa y original tus proyectos y habilidades.

11. Analizar y sintetizar

Las capacidades de análisis y síntesis, que te permiten conocer y entender tu entorno, son otra de las cosas que aprenderás si decides inscribirte en la universidad para obtener tu título profesional.

Debes saber que estas competencias te serán muy útiles en tu vida en general, puesto que podrás simplificar lo que lees y escuchas, crear relaciones entre diversos aspectos y tomar decisiones informadas y certeras.

Eso sí, en algunas licenciaturas, al demandar el manejo de un gran volumen de información esta característica es realmente esencial para el ejercicio de sus profesiones.

Los administradores de empresas, por ejemplo, son uno de los empleados que recolectan y manejan mayor cantidad de datos sobre diferentes áreas de los negocios y, por eso, les resulta muy útil tener la capacidad de interpretarlos y simplificarlos.

12. Gestionar el dinero

Aunque algunas de las opciones académicas que podrás cursar en tu casa de estudios superiores te convertirán en un experto en las finanzas, la realidad es que la etapa universitaria por sí misma te enseñará a administrar tu dinero.

Y es que al estudiar tu licenciatura, es probable que ya te hayas independizado y que tengas mayores responsabilidades que cuando estabas en la preparatoria, como apoyar con tus cuotas escolares, por ejemplo.

Por eso, tendrás que aprender a organizar tu presupuesto personal y descubrirás la importancia de comenzar a generar ahorros y de hacer todos tus pagos en el tiempo indicado.

13. Establecer prioridades

Este punto va muy ligado con muchos de los temas que hemos hablado a lo largo de este artículo, pues si aprendes a organizar tu agenda, administras de forma correcta tu dinero, cuidas las relaciones con las personas que te rodean, buscas aprendizajes, entre muchas otras cosas, estarás demostrando que estableces de forma adecuada tus prioridades, otra de las cosas que te enseña la universidad.

 

Si tomas todos estos principios y los aplicas en tu vida personal y profesional, lograrás jerarquizar tus actividades y responsabilidades de tal forma que prestes especial atención a lo que requiere de más tiempo y cuidado y, por lo tanto, consigas mejores resultados con lo que haces.

 

¡Y listo! Estas son las 13 acciones que  aprendes en la universidad si decides cursar una carrera. Cada una fortalecerá tu profesión y serás más proactivo en tu campo laboral.

Si tienes la oportunidad de vivir la experiencia de estudiar en una universidad, ¡no la desaproveches! Recuerda que, como mencionamos anteriormente, no todas las personas logran acceder a la educación superior.

Eso sí, tener la oportunidad de obtener un título profesional conlleva un gran compromiso, pues deberás utilizar todo lo que aprendas en beneficio de la sociedad y del progreso.

Ten presente que con tu carrera podrías ayudar a pacientes con cáncer de mama, impulsar la educación en sus distintos niveles, proteger al medio ambiente, entre muchas cosas.

¿Te pareció interesante este artículo? Si tienes alguna duda o quieres compartir tu opinión sobre este tema, ¡no dudes en escribirnos en la sección de comentarios!

asesoría Universidad Tangamanga utan

Escrito por Ana Romero

¡Únete ahora!

Sé parte de nuestra comunidad y no te pierdas las últimas noticias y consejos para tu formación profesional

¡Solicita más información!
Por favor completa todos los campos