¿Cómo hacer un carro casero que se mueva?

3 min de lectura

¿Sabes cómo hacer un carro casero que se mueva? Posiblemente te parezca una tarea muy compleja, pero te sorprenderá lo fácil que puede ser si sigues los pasos adecuados.

Precisamente, en este artículo queremos explicarte de manera precisa cada una de las etapas que debes cumplir para lograrlo.

¿Te parece interesante? Entonces, ¡sigue leyendo!

Descubre tu vocación con el siguiente quiz gratuito:

la mejor licenciatura para ti

Pasos para construir un carro casero

1. Reúne los materiales

Realmente requerirás de muy pocos materiales para construir un pequeño coche casero capaz de desplazarse. Específicamente:

  • 2 botellas pequeñas de plástico
  • 4 tapas plásticas de botellas
  • 1 popote de plástico
  • 1 palillo de madera
  • Silicón caliente
  • 1 pila de 9 voltios
  • 2 cables delgados
  • 1 motor pequeño

Como ves, se trata de materiales que conseguirás fácilmente e incluso puede que ya tengas la mayoría de ellos en casa.

2. Elabora los ejes

Para hacerlo, corta en dos partes el popote de plástico. Lo ideal es que el largo de cada una sea igual al de las botellas.

Luego, pega los pedazos de popote a lo ancho de la botella, con silicón caliente.

3. Añade las ruedas

Lógicamente, si hablamos de cómo hacer un carro casero que se mueva, no podemos olvidarnos de las ruedas, que en este caso serán las 4 tapas plásticas.

Para incorporarlas a los ejes, introduce trozos exactos del palillo de madera en cada punta de los popotes. Es importante que apliques silicón caliente en las partes internas para que des solidez a tu coche.

Luego, toma 4 de los trozos restantes de madera (córtalos hasta que sean del mismo tamaño todos) e incrusta uno en cada rueda, para que se conviertan en el eje que las hará girar.

Para culminar esta etapa, pega las 4 ruedas y sus respectivos ejes al eje central conformado por el palillo, los popotes y la botella.

Antes de pasar a la siguiente etapa, asegúrate de que las ruedas giren correctamente y la estructura esté lo suficientemente sólida.

4. Dale forma al coche

En este punto, toma la botella restante y separa únicamente la parte del tapón, a la cual le harás cortes en forma de hélice.

Añade el pequeño motor al centro de esta hélice con silicona, y luego pega a la parte trasera del coche.

Con el resto del plástico de la botella puedes elaborar las otras partes de tu coche, como el techo y una compuerta delantera para introducir la pila.

5. Activa el motor

Finalmente, luego de colocar la pila en la parte delantera del coche, conecta a ésta los cables positivo y negativo, para luego llevar –por la parte inferior– los otros extremos de los mismos hacia el motor.

¡Eso es todo! De esa manera ya tendrás un coche casero capaz de moverse por sí solo con un sistema eléctrico básico.

Ahora que ya sabes cómo hacer un carro casero que se mueva, puedes proponerte algo más grande: participar en proyectos de fabricación industrial de vehículos automotores.
¿Qué debes hacer para lograrlo? Sencillo: estudiar la carrera de Ingeniería Industrial Automotriz. Si quieres saber más sobre esta oferta académica, haz clic en el siguiente enlace: Ingeniería Automotriz: ¡todo lo que necesitas saber!
Si las licenciaturas de Ingeniería llaman tu atención y estás buscando la mejor opción para ti, te invitamos a descargar el siguiente material sin costo y conoce lo que podrás lograr cursando una ingeniería:

ingeniería industrial de las mejores

Escrito por Ana Romero

¡Únete ahora!

Sé parte de nuestra comunidad y no te pierdas las últimas noticias y consejos para tu formación profesional

¡Solicita más información!
Por favor completa todos los campos