Disciplina y autoconocimiento, clave para ser Doctor en Administración

3 min de lectura

“Fui el promedio más alto de mi clase, siempre he sido un estudiante de alto desempeño, pero no porque sea un tipo brillante, sino porque soy muy disciplinado.” Así se describe Héctor Trejo, quien hoy es Doctor en Administración, egresado de la Universidad Tangamanga.

Eso le ha ayudado mucho en la vida, asegura, sobre todo para poder soportar bien la presión que puede tener en su trabajo como Secretario Particular del Delegado Estatal del IMSS, en San Luis Potosí.

Especializado en todo lo referente a la Administración gracias a sus estudios de Licenciatura, Maestría y Doctorado en esa área, Héctor Trejo tiene también experiencia profesional como docente en diferentes universidades en San Luis Potosí y como conductor de televisión en el programa de noticias del grupo Global Media.

Y para él, trabajo, disciplina y educación continua han sido una clave para librar obstáculos o dificultades, incluso comenta que fue un gran reto estudiar el doctorado porque su perfil nunca ha sido de investigador; sin embargo, además del conocimiento académico, adquirió grandes enseñanzas en clase.

¿En qué momento surge la necesidad de hacer un doctorado?

“Cuando me sembraron la idea del doctorado, me pregunté si realmente lo necesitaba o me ayudaría en algo porque, en efecto, el doctorado es un grado académico complicado y en la vida práctica no es común hacerlo, a menos que seas investigador o académico.

“Pero cuando voy a conocer el programa (en UTAN) me gustó y lo vi como una gran posibilidad para convertirme en académico”, dice Héctor, quien ha sabido combinar su profesión con la docencia.

“Al principio fue difícil porque había que hacer muchos ejercicios de investigación y me exigían criterios y protocolos que no conocía. Yo me preguntaba si debí haberme buscado algo como cursos o diplomados, porque ocupo desarrollar habilidades financieras, de liderazgo, de comunicación y acá me pedían desarrollar investigación, publicaciones.  Al final aprendí mucho de todos mis compañeros y siempre me acompañó el director y me respaldaba para que no me diera por vencido.”

¿Cómo crees que benefició el doctorado en el desarrollo de tu profesión?

“Me dio más madurez intelectual, me dio herramientas para resolver de mejor forma las cosas. Sigo sin dedicarme a la investigación, pero el doctorado me amplió la visión para el trabajo en equipo, tener la capacidad de escuchar, de debatir, siento que desarrollé mucho la habilidad para relacionarme con la gente. El modelo de este doctorado me gustó porque siempre estuvo enfocado en la aportación de todos los estudiantes para construir a partir de un contexto, un escenario”.

Los obstáculos se los pone uno mismo

Héctor Trejo comparte algunos de los retos que enfrentó desde que decidió estudiar el Doctorado en Administración; pero siempre halló una solución que al final le dio muchos beneficios.

“Yo tardé mucho en hacer mi tesis de doctorado y la dejé por un rato porque no me sentía cómodo para hacer una investigación, siempre recibía retroalimentación y había que hacer muchos cambios en mi tesis, me la regresaron muchas veces, hasta que un día hablé con el director y le dije que ya era mi último intento y que lo más importante habían sido esos dos años de aprender de 15 diferentes personas (sus compañeros).

“Pero para mi suerte se abrió la opción de titulación por realización de un artículo, y con eso pude obtener mi título de Doctor. Reconocí de lo que era capaz y de lo que no, y eso también ha sido una gran lección”.

Finalmente, el también conductor de noticias en Global Media recomienda a los jóvenes que, al igual que él, se fijen metas claras para superarse y que procuren siempre conocer sus fortalezas y debilidades.

“Les recomiendo primero pensar qué les gustaría hacer y de ahí definir qué es lo que se necesita saber y hacer un check list de lo que sí saben y lo que les falta conocer. No es un proceso fácil, menos cuando se es joven. Sin embargo, siempre hay apoyos y herramientas para descubrir las capacidades, (como la prueba Conócete).

“Lo que sí es fundamental es que deben tomarse en serio las cosas, toma en serio ciertos momentos del día para enfocarte en descubrir lo que quieres hacer con tu vida.”

El caso de Héctor Trejo es una clara muestra de que se puede llegar tan lejos como te lo propongas, así sea para terminar una Licenciatura o hasta un doctorado, pero todo dependerá de qué tan claro tengas hasta dónde quieres llegar en tu vida.

Universidad Tangamanga puede asesorarte sobre programas académicos

Escrito por luara

Suscríbete a nuestro blog

No te pierdas las últimas noticias y consejos sobre bachillerato, licenciaturas presenciales, licenciaturas ejecutivas, posgrados, programas en linea y educación continua.